Lima norte: Informe de Contraloría desnuda abuso de autoridad del alcalde Lovell Yomond

Independencia
Typography

PRESCRIPCION DE INICIO DE PROCESOS ADMINISTRATIVOS FAVORECE A CUESTIONADOS FUNCIONARIOS
EXISTEN EXONERACIONES APROBADAS POR ACUERDO DE CONCEJO QUE DESPUES DE MAS DE UN AÑO NO SE HAN PUBLICADO EN PORTAL SEACE


Las cosas empeoran para la gestión municipal del alcalde de las filas del partido de Castañeda Lossio en el distrito de Independencia, en una de las últimas sesiones de concejo se dio cuenta al pleno de regidores del contenido del oficio de la Contraloría General de la República Nº 00194-2008-CG/CA cuyo contenido demuestra la enorme incapacidad del alcalde Lovell Yomond para conducir los destinos de ese distrito.

En el referido informe se precisa que el acuerdo de concejo Nº 011-2007-MDI de fecha 09 de febrero del 2007 que exonero del proceso de selección por situación de desabastecimiento inminente la contratación de unidades vehiculares para el recojo y traslado de 4,240 TM de residuos sólidos, por un periodo de 60 días calendarios y por un valor referencial de 237 mil nuevos soles, aprobó la recomendación por parte de los regidores que se disponga el inició de las medidas conducentes al establecimiento de las responsabilidades administrativas a que hubiera lugar, respecto a la conducta negligente que hubiese originado la situación de desabastecimiento.

Con respecto a este caso, después de 1 año y 9 meses, la recomendación aprobada por los regidores, el alcalde no la cumplió. Ha prescrito y con ello se han beneficiado los funcionarios responsables de esa situación, lo cual constituye un evidente abuso de autoridad de parte del alcalde por no haber implementado el acuerdo de los regidores.

Igual situación sucede con el Acuerdo de Concejo Nº 040-2007-MDI de fecha 02 de febrero 2007, en el cual se desprende que a pesar de haberse consignado en el Plan anual de adquisiciones y contrataciones publicado en el SEACE efectuarse en el mes de febrero 2007 el proceso de licitación pública Nº 1-2007-CE/MDI para la adquisición de los productos del vaso de elche, este recién se convoca el 03 de agosto 2007; es decir 180 días después, lo cual constituye delito de abuso de autoridad del alcalde Lovell Yomond.

En este caso como en el anterior, se hizo caso omiso a la recomendación del pleno de concejo, para establecer las responsabilidades administrativas a las que hubiera lugar contra los funcionarios responsables, sin embargo 1 año y 5 meses después, esta recomendación habría prescrito de acuerdo a la Ley de Procedimientos Administrativos, con lo cual se habrían beneficiado malos funcionarios y en este caso como en el anterior el abuso de autoridad del alcalde es más que evidente.

Estas deficiencias administrativas que se convierten en penales y cuya responsabilidad es del alcalde Lovell Yomond se evidencian en otros acuerdos de concejo como el Nº 59-2007-MDI de fecha 30 de noviembre 2007 y el acuerdo de concejo Nº 013-2008-MDI de fecha 11 de marzo 2008, acuerdos vinculados a los procesos de licitación de limpieza pública y recojo de residuos sólidos cuya licitación pública debió; en el caso del acuerdo de concejo Nº 059 darse en febrero 2007 y recién se convoca 7 meses después, lo cual constituye otro evidente abuso de autoridad del alcalde, por no cumplir con los plazos establecidos.

Pero lo más grave de esta situación, es que según el informe de la Contraloría en el portal del SEACE al 01 de octubre 2008 no se habían publicado los contratos de exoneración aprobadas mediante los acuerdos de concejo Nº 011-2007; 040-2007 y el 013-2008 en abierto desconocimiento de las normas legales para la adquisición y contratación de servicios y bienes del estado.

Fuera de juego
Este increíble informe de la Contraloría, al cual hemos tenido acceso, podría en la próxima sesión de concejo de la Municipalidad de Independencia provocar que un grupo de regidores con todo derecho presenten una moción, que debatida autorice a la Procuradora Municipal para que proceda denunciar penalmente al alcalde Lovell Yomond por el delito de abuso de autoridad que se desprenden de las apreciaciones contenidas en el referido informe de esa entidad de control del estado, de no hacerlo los regidores podrían ser denunciados por encubridores. !Qué tal dolor de cabeza¡


Fuente: Señal Alternativa