Vie12192014

Last update11:32:40 PM

Menu de Usuario

Back Está aquí: Home Especiales Patrimonio Cultural de Lima Norte La Iglesia de San Pedro de Carabayllo

Lima Norte

La Iglesia de San Pedro de Carabayllo

CARABAYLLO Y SU IGLESIA COLONIAL:
LA PRIMERA IGLESIA DE LIMA NORTE

{mosimage}

 

Edgar Quispe Pastrana

 


San Pedro de Carabayllo fue una reducción de indios, fundado el 29 de junio de 1571, por el visitador Juan Martínez Rengifo. En este pueblo se construyo la primera iglesia de Lima Norte y hasta hoy presta servicios a la población. Aquí, se halla el santo patrón del Distrito de Carabayllo, el santo San Pedro, además de otras imágenes religiosas que tienen muchos seguidores y devotos.

LA IGLESIA DE SAN PEDRO

{mosimage}Juan Martínez Rengifo, en 1571, señaló los espacios donde se debían construir los locales públicos del poblado. Eligió un espacio en el lado Suroeste del pueblo para edificar la iglesia, al que se le "bautizo" con el nombre del santo San Pedro. La construcción se inicia hacia 1571 y se culmina en 1632.

El virrey Toledo también dispuso que las reducciones debían contar con un doctrinero para 400 a 500 indígenas, pero previniendo la baja demográfica, el virrey ordenó que si algún: "(...) dominio de algún cacique no bastaba para hacer pueblo entero y para tener sacerdote que los adoctrine, se junten dos o tres caciques (con sus indios) (...)" (Armas 1953).

Desde 1534, antes de que se produjera la fundación de Lima "los religiosos de la Merced fundaron un Conventillo en el valle de Lima desde el cual hacían sus correrías apostólicas a los pueblos inmediatos de Surco, Lurigancho, Carabayllo, etc." (c.f.r. Vera 1931). La doctrina de Carabayllo desde entonces estuvo a cargo de los Mercedarios.

La tarea evangelizadora se centró en la enseñanza de la religión cristiana a los indígenas. Posteriormente, establecieron un anexo en Ancón en donde se construyó una parroquia en donde adoctrinaban a los pobladores indígenas que se dedicaban exclusivamente a la pesca.
Al ser analfabetos los indígenas, los religiosos se valían de los cuadros de pinturas y de las esculturas para hacer conocer los hechos bíblicos, de modo que así contrarrestaban la práctica de la idolatría.

Asimismo, se estableció que los días domingos y días de fiestas religiosas, fueran días de descanso obligatorio tanto para españoles, indígenas y esclavos.  Principalmente estos dos últimos grupos sociales estaban obligados a asistir a la iglesia de San Pedro a escuchar misa y participar de las actividades religiosas; en cambio los españoles tenían en sus haciendas sus capillas u oratorios familiares en donde podían escuchar misa.

LAS COFRADIAS Y LOS CURACAS

{mosimage}La tarea emprendida por la iglesia de San Pedro, principalmente entre los indígenas, hizo que surgieran las cofradías de indios cuyas advocaciones y patrones eran los santos y símbolos que se encontraban en los atrios de la iglesia. 

De acuerdo a los documentos del Archivo Arzobispal de Lima (AAL) y de la Nación (AGN), indican que en 1576 la iglesia de San Pedro contaba con dos capillas, la de San Juan Bautista y de Nuestra Señora del Rosario. Ambas capillas tenían sus cofradías de indígenas, los cuales eran sustentados económicamente por dos curacas. La capilla de San Juan Bautista se ubicaba en el lado izquierdo, dentro de la capilla mayor. El curaca Hernando Nacara y otros curacas de parcialidades se comprometieron a sostener económicamente la cofradía, con el fin de que el párroco oficie misas en honor al santo todos los días jueves de cada semana. Asimismo, los curacas comprometieron a sus herederos a continuar con el sostenimiento económico.

Por otro lado, el curaca de Sevillay, Pedro Quispechumbi se comprometió a mantener la capilla de Nuestra señora del Rosario, que se ubicaba en el lado derecho. Pedía que todos los sábados se oficiasen misas por sus parientes. Ofreció pagar anualmente 50 pesos de plata y prometió limpiar la capilla y las imágenes de la capilla.

Más adelante, se formaron las cofradías del "Santísimo sacramento"; de "Nuestra Señora de la Purísima", es decir de la Virgen Inmaculada Concepción (AAL); la cofradía de "La Rosa"; de las "Animas" y del "Santo Cristo". (AGN).

Estas cofradías se sostenían con aportes económicos de sus miembros y muchos de ellos al fallecer donaban sus tierras a la iglesia o a la cofradía, para que de las rentas de su arrendamiento pudieran mantenerse las costumbres religiosas establecidas y además, para que el sacerdote o el cofrade oficiarán misas en memoria y salvación del alma del donante.

{mosimage}Los donantes y personajes importantes del pueblo podían solicitar ser enterrados en el interior de la iglesia. El curaca Domingo Lircuchumbi, en su testamento solicitaba su cuerpo sea enterrado en la iglesia, junto a la sepultura de su padre y suegros, quienes también fueron curacas de Comas, Carabayllo y Macas. Dichos curacas estaban enterrados debajo de la capilla de San Juan Bautista (AGN). Asimismo, en esta iglesia fue enterrado el último curaca Colli, Hernando Nacara.

Al no existir cementerios públicos en la colonia los difuntos eran enterrados en la Iglesia. Al interior se enterraban los personajes principales del Pueblo y el común del Pueblo era enterrado en el lado exterior lateral izquierdo de la iglesia.

CENSO Y VISITA DEL ARZOBISPO TORIBIO DE MOGROVEJO

{mosimage}Para llevar a cabo su tarea doctrinal y religiosa el párroco de turno realizaba censos cada cierto tiempo para tener una noción general de la población y para calcular los ingresos que por diversos rubros recibía.

{mosimage}Un hecho trascendente en la vida del pueblo fue la visita realizada por el segundo Arzobispo de Lima, Santo Toribio de Mogrovejo, el 7 de julio de 1593 (Benito 2001: 129). Su llegada a San Pedro, se realizó en la segunda visita a su arquidiócesis y de ahí paso al pueblo de Quivi, en donde confirmo a nuestra santa Limeña, Santa Rosa de Lima, quien tenía 11 años.

Durante la visita del Arzobispo, Carabayllo contaba con 245 habitantes: 62 indios tributarios, 8 indios reservados, 45 niños y jóvenes y 85 restantes "aptas para recibir la confesión". (Vargas 1971: 58).

LA IGLESIA SALVA AL PUEBLO

En 1746, Lima sufrió el peor terremoto de su historia, destruyo toda la ciudad y un maremoto inundo todo el Callao, este sismo destruyó también al pueblo de San Pedro y la dejó en ruinas. A esto se sumó una paulatina usurpación de tierras que llevaron a cabo los hacendados en contra de los pobladores del pueblo, lo cual provoco un acelerado despoblamiento. Se sucedieron los reclamos pero la justicia no actuaba con celeridad y los hacendados, ostentando el poder económico, hacía que la justicia se inclinara hacía ellos. Ante, esta grave situación, a fines del siglo XVIII, el párroco de San Pedro, don José Antonio Cevallos "se vio en la dura necesidad de cederles las pocas tierras que había de cofradías de la iglesia". (Reyes 1983)

Este acto salvo la existencia del pueblo mismo y esto permitió que se quedaran los pocos pobladores que vivían en el pueblo. Esto, también fue una forma eficaz para retener a la población por que de lo contrario la doctrina de Carabayllo estaba en peligro de desaparecer. 

{mosimage}Ante el despojo de tierras, el alcalde de San Pedro, Alejandro Rosales, en 1803, solicitó directamente al Virrey, que se efectué un nuevo deslinde de las tierras y que se les restituya a los pobladores las tierras que los hacendados les habían quitado: "(...) los suplicantes en estado de abandonar el referido pueblo por no poder subsistir en él de resultas de tenerles usurpadas las tierras (...) ocupándolas los españoles, dueños de las haciendas inmediatas (...)  Asimismo, la situación del pueblo es caótica por que se halla en ruinas (...)sólo se encuentran unas cabañas, sin calles, sin casa de cabildo, de su cura, cárcel, y aún sin Iglesia, por estar toda destrozada y caída, con solo una capilla provisional(...)" (AAL).

A pesar de que las autoridades corroboraron la usurpación de tierras poco o nada hicieron por subsanar esta situación.  Ante esto los agraviados y negros cimarrones, que eran esclavos fugitivos, asaltaban los tambos o haciendas vecinas por necesidad.  Por estos acontecimientos, los hacendados afectados mostraban su gran malestar, que, sin embargo, ellos mismos habían provocado.  Es así, que consideraban al pueblo de San Pedro como: "(...) una ranchería, un palenque de vicios (...) y los hacendados sufrían graves perjuicios que experimentaban con los robos continuos y la desmoralización de sus criados por ser cada rancho un tambo (...)" . En tal sentido, en 1817 solicitaron al virrey Joaquín de la Pezuela para que: "(...) esta pequeña ranchería se trasladase a San Juan de Dios, a uno de sus gramadales (...)"  (AAL). La finalidad primordial que pretendían los hacendados era que los pobladores no continuasen reclamando sus tierras y por ello buscaban la forma de que los pocos pobladores de San Pedro se vayan a asentar a otro sitio.

Ante esta situación, la iglesia va a tomar la decisión de convocar a los pocos habitantes para reconstruir la iglesia.

LA IGLESIA DESPUES DE LA INDEPENDENCIA

En 1821, el Perú alcanza su independencia del yugo español, pero no favoreció en nada a la población de San Pedro, a pesar de que habían apoyado activamente como integrantes de los grupos de montoneros y guerrillas. Sus reclamos continuaron pero no consiguieron que se les haga justicia.

En 1828, ocurrió otro sismo que afecto considerablemente la construcción de la parroquia y ante este hecho los mayordomos de la cofradía de "Nuestro Amo" solicitaron al párroco que se pueda realizar primero la refacción de la infraestructura, con el apoyo de la población ya que se constituía en un peligro latente para los feligreses que asistían a escuchar misa. Las acciones llevadas a cabo fueron realizados lentamente, así los que se quedaron, de alguna manera contribuyeron con el mejoramiento de la parroquia; en 1831, el mayordomo de la cofradía de "Nuestro Amo", don Julián Marquez, vecino del pueblo, donó una campana y se coloco en el único campanario que tiene la parroquia. {mosimage}La campana lleva una inscripción que dice: "Me dio Julián Marquez para Nuestro amo únicamente", además, la campana tiene grabado el nombre de quien lo fabricó: "Me hizo José Ulloa, año 1831". Esta cofradía fue una de las que tuvo una mayor duración y permanencia en el pueblo; eventualmente se realizaban celebraciones en honor a "Nuestra Señora del Rosario", cuya organización promovía el párroco; las otras cofradías ya habían desaparecido debido a la disminución de la población. La campana aún permanece en el campanario hasta hoy y su llamado convoca a la población actual del pueblo.

En el año de 1838, el cura José Antonio Correa, informa a sus superiores que se acuerdo al Padrón que realizó en el pueblo solo habían 24 hombres y 27 mujeres y decía que "de estos (los hombres) la mayor parte no tienen de que subsistir (...) y no hay con quien contar para la obra (refacción de la parroquia) que demanda gente y dinero" (AAL). Además, muchos pobladores se habían enrolado en las montoneras y luchaban por la consolidación de la Confederación Perú-Boliviana.

Posteriormente, la situación política se estabiliza en el país y la producción agrícola en las haciendas se va recuperando, lo cual permitió a la población del pueblo de San Pedro a encontrar un medio laboral.  Ante la nueva situación económica que permitirá el desarrollo productivo del valle, el pueblo de San Pedro de Carabayllo, nuevamente retorna a su condición de ser el centro del gobierno local y de la administración de todo el valle.

En 1890, la parroquia todavía contaba con algunos ingresos propios que le servía para poder llevar a cabo algunas actividades religiosas; las cofradías que habían sido un gran apoyo para promover, conservar y practicar permanentemente la fe cristiana habían desaparecido; por lo que solo el párroco oficiaba las misas en los días festivos que le correspondía a cada santo. Solo la "Virgen del Rosario" y "Nuestro Amo", contaba con ciertos ingresos para la realización de su festividad y estos aportes provenían de los arrendamientos de algunas tierras que tenía en su nombre.

Los ingresos para la celebración de la fiesta del Rosario provenían de arrendamientos de chacras donadas por devotos fallecidos, como la de "San Juan de Dios", "Salinas", "Betancios" y de "Nuestra Señora del Rosario". Para la cera y las misas de "Nuestro Amo", además para el lavado mensual de sus alvas y manteles, se tenía ingresos del arrendamiento de varios potreros de "Nuestro Amo". La cofradía de "Nuestro Amo" fue la última cofradía que tuvo la parroquia y dejo de funcionar en 1884. Además, de estos ingresos aún recibían contribuciones de varias haciendas del valle bajo el concepto de primicias, que servían para hacer obras pías. (AAL).

En 1902, la parroquia de San Pedro contaba con las siguientes tierras de su propiedad: Potrero "Sacristía" de una fanegada de extensión; potrero "Canturia" de tres cuartos de fanegada; potrero "El Rosario" de una fanegada; potrero "Animas" de media fanegada y potrero "Nuestro Amo" de dos fanegadas. (AGN).

{mosimage}Con el paso de tiempo la Parroquia ha ido sufriendo algunos cambios debido a que su construcción se deterioraba por los movimientos sísmicos e incluso su retablo principal fue destruido por un incendio. Los bienes  muebles, artísticos que se conservan en su interior son las esculturas en madera de la imagen de Santa Rosa de Lima, de San Martín de Porres, San Juan Bautista, el Señor del Santo Sepulcro, nuestro Amo, una imagen de pie con los pies de brazos articulados y un lienzo con el Cristo crucificado.

LA IGLESIA HOY

Por su gran tradición histórica la iglesia de San Pedro fue reconocido como Patrimonio Monumental de la Nación, según R.M. Nº 0928-80-ED, del 23 de Julio de 1980. Sin embargo, este título solo es declarativo ya que la institución rectora del patrimonio cultural (Instituto Nacional de Cultura) y el Municipio de Carabayllo no intervienen para mejorar su infraestructura. {mosimage}El paso de los años ha afectado sus estructuras y es necesario realizar una intervención arquitectónica. Felizmente, en la actualidad la Arquidiócesis de Carabayllo tiene un proyecto de restauración. Si dichos trabajos se inician seguramente que se hallaran diversas evidencias que solo lo sabemos por los escritos.

La Iglesia de San Pedro es un ejemplo de cómo una edificación religiosa rural de la costa ha trascendido siglos y aún sigue siendo un elemento "vivo" y parte de la vida cotidiana de sus pobladores. Desde aquí, el santo San Pedro, el patrón de Carabayllo, y por ende de Lima Norte, por ser el primer santo del valle, vela por su pueblo, por sus hijos y por la población en general. Visitar el pueblo y su iglesia es reconfortar el espíritu. Visítalo.

BIBLIOGRAFÍA

ARMAS MEDINA, Fernando. Cristianización del Perú (1532-1600).  Escuela de Estudios Hispano-americanos de Sevilla.  Sevilla. 1953.
BENITO RODRÍGUEZ, José Antonio. Crisol de lazos solidarios.  Toribio Alfonso Mogrovejo.  Universidad Católica Sedes Sapientiae. Perú. - Ministerio de Educación, Cultura y deportes. España.  Lima. 2001.
CARDENAS AYAIPOMA, Mario. La población aborigen del valle de Lima en el S. XVI.  Concytec.  Lima. 1989.
REYES FLORES, Alejandro. Contradicciones en el Perú Colonial.  (Región Central 1650-1810).  Imprenta Universidad Nacional Mayor de San Marcos.  Lima. 1983.
VARGAS UGARTE, Rubén. Vida de Santo Toribio.  Imprenta Gráfica Industrial.  Lima. 1971.
VERA, Luis de Fr. Los Mercedarios en la Provincia de Lima.  Imprenta Della Madre di Dio.  Roma. 1931.

Comentarios   

 
# BautismoCari 05-12-2008 02:34
Hola ayudenme,estoy en una encrucijada,ten go una pregunta;pueden ser padrinos de mi menor hijo ,mi hermano y mi cuñado?.Tengo una opresion en el pecho que no me deja respirar,me siento presionada.
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# Guest 10-11-2009 13:50
:confused: no se entiende
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# Guest 23-04-2010 17:07
es verdad q avian tuneles debajo de la iglesia :Pinch:
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# si abiaanthony 16-12-2012 09:02
si los habia
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# anthony 16-12-2012 09:02
si los habia
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# holakener 03-05-2010 04:38
hola. quiero saber si la iglesia de carabayllo tiene coro, me gustaria pertenecer en un coro sis es que hay..porfa
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# deseo ser bautizadairene 19-05-2012 19:51
[color=rmuy buenas noches .tengo 30 años y q uisiera bautizarme en su iglesia .quisiera que porfavor me informe que pasos debo de seguir .gracias´-
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
# irene 19-05-2012 19:53
muy .bueneas noches .quisiera qu porfavor me puedan ayudar sucede que deseo sr bautizada y ya tengo 30 años de edad ..por eso necesito que me guien .que pasos debo de seguir.gracias
Responder | Responder con una citación | Citar
 

Escribir un comentario

Los administradores de este portal no se responsabilizan por los comentarios publicados.

Código de seguridad
Refescar

Defensa del Patrimonio

defensa del Patrimonio cultural
Defendiendo el Patrimonio Cultural de Lima Norte

Defensa de la Niñez y la Mujer

Defensa de la Niñez y la Mujer de Lima Norte
Defendiendo a la Niñez y la Mujer de Lima Norte

Actividad Cultural

Actividad Cultural en Lima Norte
Difundiendo las actividades culturales

Ollanta Humala

Ollanta Humala Tasso
El presidente Ollanta Humala Tasso en Lima Norte

Centros Comerciales

Centros Comerciales de Lima Norte
Centros comerciales de Lima Norte
 

Lima Norte

Lima Norte en la Wikipedia

Lima Norte

Un término que aún no es totalmente aceptado.

La Enciclopedia virtual más grande del mundo aún no acepta plenamente el término LIMA NORTE, compartiendo su descripción con el de CONO NORTE pese a que el primero está ampliamente difundido.